¿Aún no tienes un plato de ducha? Por muy cómodas y placenteras que puedan parecernos las bañeras, ha llegado la hora de dar el paso y admitir que darte un baño una vez al mes, no es rentable, ni sostenible. Créenos. Optar por los platos de ducha es la mejor manera de cuidar tu bolsillo, y el medio ambiente.

Como buenos esclavos de la rutina que somos todos los seres humanos, no podemos perder tiempo en nuestro ritual de aseo mañanero en el cuarto de baño. De modo que cambiar una bañera por una ducha dinamizará, sosteniblemente, este proceso diario.

Consejos para un baño ecológico

Modernizar y cuidar nuestros hábitos de limpieza personal contribuye de manera muy positiva sobre el medio ambiente, ya que además de ahorrar agua con los platos de ducha, también disminuye la emisión de contaminación atmosférica.

  • Reducir el tiempo de ducha y ajustar la climatización: se estima que el tiempo medio que pasas metido dentro de la ducha son 8 minutos. Es más, el 30% del consumo total de agua en un hogar se destina a la limpieza personal en el cuarto de baño. Pero tranquilo, si te esfuerzas en dar con la combinación correcta y consigues regular el agua según tu temperatura corporal, ahorrarás tiempo y dinero. Y te preguntarás, por qué no es lo mismo si sigues este consejo sin cambiar tu bañera por una duchar. La respuesta es fácil: si tenemos platos de ducha, en 5 minutos consumiremos 50l de agua, por lo que llenar una bañera supondrá un mínimo de ¡200l!

  • Instalar grifería economizadora: pero por mucho que vigilemos en el momento de estar dentro del plato de la ducha, no servirá de nada si la alcarchofa no deja de perder agua por su cuenta, o tarda demasiado en coger presión. Si no disponemos de unos materiales específicos que economicen la salida de agua, nunca acabaremos de ahorrar, ya que no todo está al alcance de nuestras manos. Estos materiales de fontanería se encuentran en cualquier ferretería o casa de baño y su inversión, sale más que rentable: puede suponer un ahorro de más de 120€/año en la factura de un hogar habitado por 3 o 4 personas. ¿A qué esperas para hacerte con grifo monomando o un aireador?
  • Reciclar aguas grises: hemos conseguido ahorrar hasta la última gota de agua con los platos de la ducha. De acuerdo. Pero ¿qué pasa con el agua que ha desaparecido por ese inquietante agujerito del desagüe? Pues bien, recuperar esa agua en nuestro lavabo ecológico es posible. Y reciclarla, también. Existen diversos sistemas de depuración, filtrado y esterilización que tratan el agua evacuada para devolvérnosla en conductos de cisternas, lavaderos y riegos.

Aportaciones de los platos de ducha modernos al ecobricolage

Ha quedado claro que instalando platos de ducha sostenibles apostarás, claramente, por el ahorro. Y ¿por qué lo notará tu economía? Porque esta inversión en la obra, será rápidamente amortizada en tus próximas facturas del agua, de ahora, en adelante. Además, la limpieza de un plato de ducha es mucho más rápida, práctica e higiénica.

¿Aún sigues creyendo que no vale la pena cambiar tu bañera por un plato de ducha? Pídenos consejo ¡y te asesoraremos personalmente!

More...