Es muy probable que si te lanzas a la aventura de reformar tu piso y, más concretamente, el baño, te encuentres con el siguiente dilema: ¿Bañera o ducha? Es una decisión complicada que con casi toda certeza no tendrá marcha atrás. Por eso, nos gustaría darte una serie de argumentos que te pueden ayudar por decantarte entre una u otra opción.

Para empezar, si quieres mantener o poner una bañera tienes que valorar cosas las siguientes:

– Las bañeras necesitan más agua para cumplir su función.
– La mayoría de bañeras ocupan un espacio mayor.
– La bañera es desaconsejable para las personas con movilidad reducida, aunque ya existen bañeras que se adaptan a los más mayores.

Sin embargo, si poseemos dos cuartos de baño, siempre es recomendable tener una bañera porque:

– Sirven de zona de juegos acuáticos para los niños.
– Puede sernos de utilidad como almacenamiento de agua en caso de corte de suministro
– Y las utilizamos mucho como zona de lavadero de objetos de grandes dimensiones, sin que las salpicaduras sean un problema.

Otra consideración a que tener en cuenta es la superficie de tu baño. A la hora de saber si es mejor un plato de ducha o bañera es esencial juzgar el espacio disponible para los mismos y la distribución del cuarto de baño. Si dispones de dos baños, lo más lógico sería situar la bañera en el más espacioso y el plato de ducha en el más pequeño. Así podrás usar ducha o bañera dependiendo del momento y de las necesidades que te vayan surgiendo.

plato de ducha bath point

Después, también hay que tener en cuenta la función que le vas a dar o que tu familia le va a dar. Si tienes muy claro que ni tu ni tu familia vais a utilizar realmente la bañera, puede que no compense renunciar al espacio y emplear más dinero en su instalación. A lo que hay que añadir que las duchas son más económicas, tiene un consumo de agua mucho más bajo y, además, son más fáciles de limpiar. Son factores importantes a considerar siempre.

Otro aspecto es la decoración. Si eres de los que intentas que tu hogar cumpla con una estética determinada, ésta también puede influir a la hora de tomar una decisión u otra. Aunque últimamente tampoco te supondría un problema, ya que puedes encontrar un amplio abanico de posibilidades de diseño, colores, tamaños, etc… tanto en bañeras como en duchas.

Por último y quizá lo más importarte: el presupuesto. Los platos de duchas normalmente son más económicos, desde el precio del producto y sus accesorios como su la instalación. Siempre depende de las funciones que cumplan (spa, función relajante, masaje…etc) o parámetros de calidad.

Ahora que ya tienes un poco más claro las ventajas y desventajas de instalar una bañera o una ducha ¿Cuál crees que encaja más con tus necesidades?

Recuerda que en The Bath Point puedes comprar tanto bañeras como platos de ducha a unos precios increíbles.

More...