Los platos de ducha de resina están convirtiéndose en una auténtica revolución en el sector de la decoración de baños. Y no solo a nivel estético, sino también a nivel funcional: su superficie antideslizante y su resistencia están haciendo de este tipo de ducha la joya de nuestro cuarto de baño.

Además, el hecho de que se pueda realizar a medida para que encaje justo en el hueco disponible, sin zócalo ni alargos con mármoles, mejora mucho el aspecto de nuestro baño quedando más limpio y harmonioso.

A la vez que normalmente disponen de un amplio abanico de colores que combinándose con los sanitarios, o con el color de la baldosa o del mueble, conseguimos una integración total y que nuestro baño sea de revista!

Y no nos debe extrañar que comprar platos de ducha de resina online hoy sea una de las tendencias que va más alza. En los últimos años, gran parte de los platos de ducha vendidos, se venden online, por la comodidad, la rapidez y la gran oferta que nos presenta la red, tanto de precios, modelos, como estilos.

Son platos de larga vida,  no obstante, para que todas las propiedades de los platos de ducha de resina puedan mantenerse y prolongarse a lo largo del tiempo, es de vital importancia realizar una correcta limpieza de estos materiales.

Entonces, ¿cómo limpiar un plato de ducha de carga mineral? Descubre en este artículo algunos de los mejores consejos y trucos de limpieza del cuarto de baño!

¿Cómo limpiar la ducha? 3 consejos que harán brillar su plato

Comprar platos de ducha es una decisión que requiere una profunda reflexión: platos de ducha de acabado pizarra, acabado piedra, de gel coat, de poliuretano, blandos, acrílicos…¡hay varios  materiales!

Un modelo de plato de ducha de resina extraplano acabado pizarra.

El denominador común que los diversos tipos de plato de ducha tienen es la limpieza. Por ello, ahora le explicaremos cómo limpiar la ducha con 3 pasos:

  1. El proceso más recomendado y que menos perjudicial para los materiales del plato de ducha es, a la vez, el más sencillo: usar una bayeta, trapo o esponja, humedecerlo con agua y cualquier jabón neutro, cuanto más espeso mejor y que no posea componentes abrasivos, y pasarlo por el plato de ducha.
  2. Otra forma de limpiar el plato de ducha es mezclando mitad de una botella con vinagre blanco y la otra mitad con agua en una botella (a ser posible utilice una que posea pulverizador) y aplicando el resultado de la mezcla por toda la superficie del plato de ducha. Deje actuar la solución durante unos 5 minutos y después utilice una esponja y con abundante agua aclare la superficie. Este truco es infalible para impedir la incrustación de la cal.
  3. En el caso de manchas más complicadas, ocasionadas por tinte de pelo, pintauñas, etc, puede aplicar una mezcla de agua con acetona. Aunque es muy importante no dejar pasar demasiado tiempo desde que se mancha hasta que se limpia: ¡si lo deja mucho tiempo, el proceso será más costoso!

¡Seguir estos 3 consejos hará que su baño brille y luzca como el primer día!

Le recomendamos que a la hora de comprar un plato de ducha opte por colores claros, como el blanco o el beige, ya que estos soportan mejor la cal que los colores oscuros.

En The Bath Point estamos a su total disposición para cualquier duda que les pueda surgir. Y es que ¡comprar platos de ducha online nunca había sido tan fácil!

More...