platos de ducha de resina

¿De que material es el mejor plato de ducha?

Materiales para platos de ducha hay algunos, ya no hay multitud, pero pueden ser:

 

  • Platos de ducha Cerámicos: Es el típico plato de ducha blanco con bordes altos que hemos visto en casa de nuestras abuelas, normalmente bastante resbaladizo y liso. De aspecto robusto y ahora mismo ya, poco actual.

 

  • Platos de ducha Acrílicos: El aspecto es muy similar al de los cerámicos pero de peso muy inferior y cuando te subes puedes notar esa sensación de que fimbrea si no está reforzado.

 

  • Platos de ducha de Resina o Cargas Minerales: Estos son los que que se están poniendo ahora con diferencia. Aparte del aspecto extraplano de unos 3cm de grosor, que se pueden realizar a medida, y de colores…hoy os quería explicar, cuales son las cualidades que debemos mirar que tenga nuestro plato de ducha antes de comprarlo.

 

Hoy en día, los que se están instalando en todas las casas son los platos de ducha de resina, por su versatilidad, colores, medidas, extrafinos…(pero esto ya lo tienes en otro post…)

Pero, como hay tanta oferta en el mercado, siempre como todo, hay calidades. No sólo hay que mirar que sean platos de ducha baratos, sino que cumplan ciertos requisitos para nuestra seguridad y tranquilidad.

 

Que tienes que tener en cuenta para elegir un buen plato de ducha?

 

1 – Antideslizantes CLASE 3:

Una de las cualidades más importantes que debemos mirar de un plato es que sea Antideslizante para que no resbalemos. Hay varias clases de antideslizamiento, aunque la mejor es la CLASE 3, que es la mayor calificación Antideslizamiento.

 

2 – Antibacteriano:

Es importante que disponga de un Tratamiento Antibacteriano. El contacto con el agua de forma continua puede producir la adherencia de microorganismo, o lo que más conocemos, eso que se va poniendo negro. Los buenos platos de ducha disponen de un tratamiento que evita la adherencia de bacterias y podamos estar descalzos y tranquilos.

 

3 – Gel Coat:

A mí, particularmente, me gustan los platos de ducha de Gel Coat que es una capa protectora del plato que lo hace más resistente a los golpes y ralladas. El Gel Coat es un material que originariamente se le ponía a los cascos de los barcos que se ha desarrollado para ser Gel Coat sanitario y usar en platos de ducha y lavabos de forma sana y protectora.

 

4 – Coloreado en masa:

Hay platos de ducha de resinas, que son más sencillos, que son blancos por dentro y el color se lo dan sólo en las parte exterior. Es decir, son pintados, pero la masa es blanca. ¿Qué pasa? Que si se te cayera un día algo y se descancarillase, se vería blanco debajo. Así que, lo mejor es un plato de ducha que sea coloreado en masa, para así no se vea nunca blanco. Es verdad, que el color interior, nunca es el mismo que el exterior, ya que el Gel Coat le hace coger un color más subido. Pero la masa del plato es del color. A veces, puede parecer, el efecto tableta de chocolate.

 

5 – Que se pueda recortar:

Es casi más importante esto, que si se puede realizar a medida.

Estos platos de ducha de ducha son recortables, de forma que si no hay en stock de tu medida, puedes coger una medida superior y cortar en obra. Si tienes un hueco de 135cm, puedes comprar el plato de ducha de 140cm y el paleta, en obra lo corta a 135cm como quien corta una baldosa.

 

También permite salvar una columna o cualquier encaje que se pueda tener en la zona de la ducha.

 

5 – Que dispongan de kit de reparación:

Yo creo que es importante que sea un fabricante que disponga de kit de reparación. A veces en la misma obra, se le puede caer algo punzante, y realizar un golpe en el plato. Disponer de platos de ducha de calidad, con un fabricante que sepamos cual es, y donde está, es importante para que nos puedan servir en algún momento que necesitemos, un kit que se repara la zona afectada y queda como nuevo.

Muchos de los platos de ducha de grandes almacenes, son de importación, y en el momento que le pasa algo al plato, no lo podemos reparar, OJO con eso.

6 – Que tenga buenas pendientes:

Los platos deben tener unas buenas pendientes. Hay quien no le gusta que se vean las rayitas que hacen las pendientes. A mi, personalmente sí, eso significa que desagüará más rápido.

IMPORTANTE: Hay que recordar, que los platos de ducha hay que instalarlos completamente planos, para que desagüen bien. No hay que instalarlo con pendiente pues nos podrían quedar zonas inundadas. Las pendientes ya las lleva el plato y hay que instalarlo completamente plano.

 

7 – Cumpla la Normativa AIDIMA:

Aidima es el instituto tecnológico que se encarga de dar las acreditaciones de cumplimiento de las normativas europeas. Realizan pruebas de resistencia, de superficie, de resistencia de a productos químicos y todas las pruebas para que estemos tranquilos con nuestro plato de ducha.

 

8 – Fabricado en España y garantías:

Por todo lo anterior comentado, lo mejor es que el plato de ducha sea fabricado en España, para disponer de todas las garantías y certificados de normativa.

 

En Bath Point, trabajamos con las mejores fábricas de platos de ducha, MCBATH, GME Lorente, DUPLACH, TORVISCO, NOVUM….todas ellas españolas y que nos ofrecen una gran cantidad de opciones y colores y calidades espectaculares para disfrutar de nuestro baño con tranquilidad!