Cambiar la bañera por un plato de ducha es una de las reformas del cuarto de baño más deseadas. Un invento tan sencillo como es una losa que conduce el agua de la ducha al desagüe, te aportará múltiples beneficios respecto al uso de la bañera. Para empezar es más seguro, más accesible, además que más rápido de limpiar y te permite ahorrar espacio, agua, energía y dinero.

Platos de ducha: Ventajas de decir adiós a tu bañera

Si nos detenemos a calcular lo que consume una bañera estándar veremos que esta requiere de unos 230 litros para llenarla, en cambio en una ducha se gasta entre 8 y 15 litros por minuto.

Teniendo en cuenta que cada español consume de media 130 litros de agua al día (según datos del Instituto Nacional de Estadísticas de España)  y lo indicado por la OMS es gastar entre 50 y 100 litros, una ducha sería mucho más indicada por tal de generar menos impacto ambiental.

Hay gran variedad de diseños, formas y materiales, así que su elección dependerá de lo que busques para decantarte por una opción u otra. Lo que sí que te recomendamos es que no renuncies a instalar un plato de ducha antideslizante para evitar accidentes.

Uno de los más buscados es el plato de ducha de resina por su dureza, su calidad-precio y su alta variedad de colores y texturas. El único inconveniente es que para su limpieza y mantenimiento debemos utilizar un producto específico, ya que si utilizamos cualquier producto podríamos dañar su pintura.

Otra opción son los platos de ducha como blandos que destacan por su flexibilidad y proporcionan una ducha confortable y apacible debido a su superficie más blanda, además de que silencia el sonido de las gotas al caer sobre su superficie.

Si lo que buscas es la opción más económica, decántate por los platos de ducha de resina en medidas estándar, que son de stockaje y que son los más económicos y además su diseño es el mismo que cualquier otro pizarra.  Además, normalmente, los plazos de entrega son más cortos que los demás.

Como alternativa, se puede realizar un plato de de obra. Son una solución que, si no se encuentra muy bien diseñada por los ingenieros competentes, puede ofrecer múltiples problemas en forma de incorrecta evacuación de agua, aparición de hongos, humedades, etc.

Estos son algunos de los platos de ducha disponibles en el mercado, ahora tan solo falta que te decidas por el plato de ducha que más te guste y… ¡digas adiós a la bañera!

More...