El lavabo es una de las zonas que más llama la atención en un cuarto de baño. Por eso, debemos poner especial atención y cuidado a la hora de decorarlo. ¿Necesitas ideas para sacar todo el partido a esta pieza tan fundamental de tu aseo? ¡Encuéntralas en este post y pon manos a la obra!

Integra el lavabo en el estilo de tu baño

En primer lugar, debemos tener en cuenta que, hoy en día, en el mercado encontramos una gran variedad de tipos de lavabo. Las posibilidades son infinitas y la creatividad se dispara. Si eliges bien, puedes conseguir que la misma pieza de lavabo tenga un gran poder decorativo.

Como consejo general, Te recomendamos que, a la hora de comprar tu lavabo, pienses en el estilo de tu cuarto de baño (si es rústico o moderno, cuál es su paleta de colores, etc.) y elijas uno que sea armonioso con él.

En primer lugar, debes tener claro que, en función de si van incluidos en el mueble de baño, o van exentos, encontrarás dos grandes grupos de lavabos:

  • Lavabos con mueble de baño

Dentro de esta categoría se incluyen los lavabos que requieren de una encimera para ser instalados, como ocurre con el lavabo encastrado, el lavabo sobre encimera, el lavabo bajo encimera o el lavabo integral.

  • Lavabos sin mueble de baño

Aquí se engloban aquellos que no necesitan complementarse con una encimera para su instalación, como por ejemplo el lavabo suspendido, o el lavabo con pie.

Materiales de Lavabo

En cuanto a los materiales, los más usados son los siguientes:

  • Lavabo de cerámica

Son los más populares en el mercado, debido en parte a su sencillez, resistencia y facilidad de limpieza. Decorativamente, son los más clásicos y sencillos.

  • Lavabo de piedra

Se han puesto de muy de moda últimamente, debido en gran parte a que resultan muy decorativos. Encajan especialmente bien en cuartos de baño de estilo rústico o de aire minimalista. Aunque son muy resistentes, debes tener en cuenta que los lavabos de piedra son algo más vulnerables a las manchas y a los productos abrasivos.

  • Lavabo de resina

Se adaptan a baños de cualquier tamaño y pueden adoptar forman originales y sofisticadas, gracias a que se realizan mediante moldes. ¿Tienes mueble de baño moderno? ¡Entonces un lavabo de resina es perfecto para ti!

  • Lavabo de cristal o vidrio

Resultan muy originales, porque son menos comunes. Son muy livianos a la vista, por lo que son adecuados para baños pequeños u oscuros. El cristal puede ser de tipo óptico, más transparente, o templado, con un acabado más verdoso.

  • Un lavabo vintage, ¿por qué no?

Una opción muy decorativa y que imprimirá una gran personalidad a tu cuarto de baño, son los lavabos vintage. Se trata de piezas inspiradas en los motivos florales y ornamentales de épocas pasadas, como por ejemplo en el famoso estampado del siglo XVIII la Toile de Jouy.

Lo mejor de los lavabos vintage es que combinan a la perfección tanto con baños clásicos, integrándose en su estilo decorativo, como con baños de corte actual, aportando un toque diferencial y elegante que atraerá todas las miradas.

Y es que, como te explicamos en este otro artículo, los muebles de baño vintage están de moda gracias al encanto que aportan y a la versatilidad que ofrecen.

rdij3mEiRfaMFxjlVTu2NA - Ideas de cómo decorar un lavabo

 El poder transformador de los espejos

En la zona del lavabo es imprescindible colocar un espejo, ya que este facilita tareas cotidianas como lavarse los dientes o peinarse. Pero además de una función práctica, el espejo tiene un enorme potencial decorativo. ¡Aprovéchalo al máximo! Un espejo grande ampliará visualmente tu cuarto de baño ya que creará sensación de profundidad y, además, servirá para reflejar y multiplicar la luz.

Si tu baño no es muy grande, puedes elegir espejos verticales con balda incorporada, que te permitirá colocar sobre ella algún accesorio o detalle.

En cuanto al estilo del espejo, estará determinado principalmente por el tipo de marco que lleve: uno liso y fino tendrá un aire más moderno mientras que los de corte más ancho y ornamentado será ideal en un ambiente más clásico. Del mismo modo, un marco dorado será adecuada para un baño de estilo vintage, y uno de metal para uno de estilo industrial.

Elijas el que elijas, es importante que calcules las distancias ideales entre el espejo y el lavabo para que resulten cómodos a la hora de mirarse en ellos, y para lograr que el conjunto resulte armonioso.

La iluminación, una gran aliada para tu lavabo

En el cuarto de baño hay dos tipos de iluminación principales: una general, que suele consistir en luminarias en el techo, y otra puntual, en la zona del espejo. Esta última te ayuda a realzar la zona del lavabo, ya que queda justo sobre él. Los apliques de luz frontal, bien sobre el espejo o bien a cada uno de los lados de este, además de resultar muy prácticos a la hora de afeitarse o maquillarse, por ejemplo, son elementos que hay que tener en cuenta para decorar el lavabo.

Te aconsejamos que elijas una luz blanca fría, de 5.000 ºK  o más, ya que es la más parecida a la luz natural, y con resistencia IP 44 a la entrada de polvo y agua.

Los accesorios: detalles que importan

Los accesorios son el toque final para tu lavabo. Tienen la ventaja de que no son estáticos y puedes cambiarlos de forma sencilla y económica cuando tú quieras.

Algunos complementos  por excelencia de todos los lavabos son:

  • Jabonera

Ya sea para jabón líquido o en pastilla, es un elemento que puede aportar mucho estilo a tu lavabo. Las hay de cerámica, de metal, de bambú, y de todos los estilos posibles. ¡Seguro que hay una perfecta para tu lavabo!

  • Bandeja organizadora

Te permite tener ordenados y agrupados los productos que más usas en tu rutina diaria, desde cremas hasta un estuche de lentillas o un cepillo de pelo, por ejemplo. Encontrarás bandejas de todas las formas, estilos, colores y materiales. Coloca una sobre tu lavabo que combine con el estilo de tu baño y además de ganar en comodidad, tendrás un accesorio muy decorativo.

  • Portacepillo de dientes

Puedes elegir botes y tarros de distintos materiales, como plástico, cerámica o cristal, o bien optar por los que van sujetos a la pared, mejor si es sin necesidad de taladrar, como en el caso de este portacepillos. Evita materiales como el metal, ya que es posible que tu portacepillos termine oxidándose al estar expuesto a humedad continua.

  • Espejo de aumento

Puede ser de sobremesa, o bien ir anclado a la pared. Aportará a la zona de tu lavabo un aire de lo más chic y, además, también te será muy útil,

¿Qué te han parecido estás ideas para decorar lavabos? ¡Esperamos que te hayan gustado y que te ayuden a tener un lavabo de diez! Si aún necesitas más inspiración puedes visitar la web de The Bath Point, nuestra tienda online especializada en baños.

Además de lavabos y accesorios para decorarlos, en ella encontrarás un amplio catálogo de sanitarios, grifería, platos de ducha y, por supuesto, muebles de baño.

Todos nuestros productos son de primera calidad y, además, a precios muy competitivos.  ¿Qué más puedes pedir para  tu baño?

G8LbAqRVSGGPq6pPXxV7bQ - Ideas de cómo decorar un lavabo

More...