¿Sueñas con un baño vintage? ¡No eres la única persona! El encanto de lo antiguo ha seducido a las últimas tendencias en decoración, que apuestan por  muebles de baño vintage y por la elegancia de otras épocas combinada con las comodidades de hoy en día.

Se trata de un estilo que  pone especial atención a los detalles y que es muy versátil, motivo por el que se adapta prácticamente a todos los gustos.

¿Necesitas ideas para elegir tus muebles para baño vintage? ¡Encuéntralas en este post! 

Las claves de un baño vintage

El pasado es una fuente inagotable de inspiración. Una muestra perfecta de ello es el gusto por lo vintage, que se cuela en nuestros hogares en pleno siglo XXI y, por supuesto, también en nuestros baños. 

Los baños vintage se caracterizan por integrar muebles y detalles antiguos, o de apariencia antigua, solos o bien en combinación con otras piezas más modernas o de otro estilo. 

Y es que, el vintage es muy versátil, ya que puede matizarse de muchas maneras: puedes optar por un baño vintage moderno, por un baño vintage rústico o por un baño vintage nórdico, entre otros. A continuación te enseñamos las opciones más interesantes, para que elijas la que mejor se adapta a tus gustos.

Baño vintage moderno

Te gusta lo vintage, pero decorar tu cuarto de baño íntegramente en este estilo no acaba de convencerte. No te preocupes, como decimos, esta tendencia es muy camaleónica, y puedes lograr una apariencia más actual optando por un cuarto de baño vintage moderno.

Para ello, la clave es combinar de forma equilibrada elementos antiguos con otros contemporáneos. Pon especial cuidado en la paleta de colores. Es mejor que optes por tonos neutros, para que el contraste entre estilos sea más suave y todas las piezas queden mejor integradas. 

Por ejemplo, puedes los mueble de baño suspendidos modernos puedes complementarlos con espejos para baño vintage. Otra opción son los azulejos para baño vintage, también llamados hidráulicos, que puedes poner en todas las paredes o solo en una.

Sus motivos florales y vegetales y sus figuras geométricas tradicionales, se inspiran respectivamente en el Art Nouveau y el Art Decó, dos estilos que  triunfaron a finales del siglo XIX y principios del XX, y que aportarán un personalidad única a tu cuarto de baño vintage moderno. Esta es una opción que también puedes aplicar a tu suelo de baño vintage, incluyendo baldosas hidráulicas o formando con ellas una especie de alfombra.

Baños nórdicos vintage

La estética escandinava lleva varios años pisando fuerte en decoración, motivo por el que los baños de estilo nórdico vintage son unos de los más demandados. Su rasgo principal es la apuesta por la madera blanca, que no puede faltar, y los toques de color en tonos pastel o en gris claro para conseguir un ambiente luminoso y a la vez acogedor. 

Los  baños vintage pequeños son candidatos perfectos a optar por el estilo nórdico, ya que una de sus características principales es la simpleza de líneas y el minimalismo, una conjunción que amplía visualmente el espacio. 

Baño vintage rústico 

Los baños rústicos tienen claras referencias a la decoración usada en ambientes campestres, de ahí que la madera maciza, que adopta formas contundentes, sea la protagonista. El rústico y el vintage son dos estilos que conjuntan a la perfección, creando espacios con una estética muy marcada. 

Si te gusta esta combinación, tendrás que elegir muebles de baño rústicos de apariencia antigua, algo que lograrás optando por los decapados. 

Además, detalles los florales y los bordados, que puedes introducir a través de los textiles o en piezas como jarrones antiguos de porcelana, son básicos en este look. Uno de los elementos protagonistas de un baño vintage rústico es la bañera, sobre todo si es exenta y con patas. 

La importancia de elegir bien los accesorios

En los baños estilo vintage, los pequeños detalles marcan la diferencia y pueden acabar arruinando su aspecto si no los eliges bien. No solo son complementos funcionales e imprescindibles, también tienen un alto poder decorativo. 

Además de las botellas de cristal, las  jaboneras de cerámica o los estantes de hierro forjado, los accesorios para baño vintage más importantes son: 

  • Grifería para baño vintage: si quieres que tu baño tenga una apariencia verdaderamente retro, los grifos de corte antiguo no pueden faltar. Se caracterizan por sus líneas suaves y onduladas y por su color cobre o dorado envejecido. 
  • Carteles para baños vintage: los letreros o las láminas de baño vintage son otro must. Puedes optar por anuncios antiguos de estilo modernista relacionados con el mundo del aseo, o por carteles de chapa antiguos con el texto “baño”.
  • Toalleros de baño vintage: aunque adoptan diferentes formas, normalmente son de hierro forjado o bien de color bronce antiguo. A veces también integran detalles en cerámica ilustrada con textos o dibujos.

Colores más adecuados para un baño vintage

El blanco siempre ha sido el rey de los cuartos de baño. Es versátil, luminoso y no pasa de moda. Sin embargo, no hay por qué limitarse a él. Jugando con otros tonos podemos obtener combinaciones únicas para todos los gustos:

  • Baño vintage blanco: como decimos, el blanco es el color por excelencia de los cuartos de baño en general y de los vintage en particular. Puedes salpicarlo de notas de color, ya sea  a través de los accesorios, de los textiles o de los propios sanitarios. Un ejemplo perfecto de esto último son estos lavabos vintage. ¡Tan bonitos que también quedarán ideales en un cuarto de baño moderno!
  • Baños vintage en blanco y negro: te habías planteado esta combinación para tu cuarto de baño? Quizá al principio la idea te resulte chocante, pero se trata de una opción que resulta especialmente elegante y que encaja como anillo al dedo con los baños vintage industrial. Juega con el contraste de estos dos colores, pero siempre buscando el equilibrio. Por ejemplo, si los sanitarios son blancos, puedes apostar por baldosas hidráulicas con detalles en negro o por el icónico suelo de damero o ajedrezado. 
  • Baños grises vintage: si no te atreves con una opción con tanta personalidad como la anterior, el gris puede que sea tu color. Es atemporal y combina con cualquier estilo, por supuesto también con el vintage. Puedes usar distintas escalas de grises y utilizarlo combinado con el blanco para que la atmósfera resultante sea más luminosa.
  • Baño vintage verde: el color verde, especialmente en tonos oliva o agua creará un ambiente especialmente relajante en tu baño. Los cuartos de baño vintage rústicos son perfectos candidatos a optar por este color, por sus reminiscencias a la naturaleza y a lo campestre.
  • Baño vintage azul: fue el color por excelencia de los cuartos de baño durante muchos años, en gran parte de debido a su relación con el agua y con la limpieza. Combinado con blanco aporta frescura y luminosidad y evoca días de playa. Puedes darle un aire aún más marinero incluyendo láminas vintage con esta temática o textiles de rayas. 

Iluminación de un baño vintage

La luz es uno de los elementos más importantes en cualquier estancia. En el cuarto de baño es básico disponer de una luz blanca general instalada en el techo y, además, incluir apliques para baño vintage que aporten una iluminación más puntual y, a ser posible, con una tonalidad amarilla para conseguir un ambiente más acogedor. 

¿Ya tienes claro cómo de decorar tu mueble de baño vintage? Entonces, ¡es el momento de pasar a la acción! En The Bath Point, referente en el sector de los baños, te ofrecemos una cuidada selección de muebles de baño vintage online. ¿Con cuál te quedas tú? 

More...