A lo largo de este artículo os vamos a exponer los diferentes tipos de lavabos que existen para el baño. Esta clasificación comprende dos grandes grupos: lavabos con muebles y lavabos sin mueble.

¿Qué tipos de lavabos existen?

Los lavabos para muebles son aquellos que están diseñados para ir acompañados de un mueble que los sostenga. Dentro de esta división encontraremos:

Lavabos encastrados. Son aquellos que quedan por debajo de la encimera encastrados en los muebles de baño baratos. Con este tipo de lavabos, se realza el protagonismo de la encimera ya que el lavamanos en sí queda menos visible.

Lavabos sobre encimera. Se caracterizan por estar expuestos directamente sobre la encimera del baño, dándole más protagonismo al lavamanos. Para este tipo de lavabos es recomendada la colocación de grifos de caño alto, con la finalidad de hacer que su uso sea más cómodo.

Lavabos integrales. Son los que, como bien dice su nombre, están integrados a la propia encimera haciendo que el lavamanos forme parte de la misma. Son unos lavamanos muy funcionales que navegando por nuestra web los podrás encontrar en diferentes modelos.

Por otro lado, encontramos los lavabos sin muebles. Se trata de lavamanos diseñados para que sean colados directamente en tu cuarto de baño sin la necesidad de ir acompañados de ningún soporte.

Lavabo para pedestal. Son aquellos que no necesitan mueble, ni encimera, pero si un pie de apoyo. Es un tipo de lavabo utilizado desde hace años y se recomienda cuando no hay necesidad de espacio para almacenar cosas.

Lavabo suspendido. Este tipo de lavabos son perfectos para baños pequeños ya que van sujetos a la pared y no necesitan ningún tipo de apoyo, con lo que con ellos ahorramos mucho espacio y ganamos una sensación visual del cuarto de baño mucho más amplia.

Estos son todos los tipos de lavabos que podrás encontrar en el mercado. Ahora tan solo hace falta que visualices tu baño perfecto y visites nuestra web hasta que encuentres el lavamanos ideal.

More...