Las lámparas es algo que se mira mucho a la hora de decorar en un hogar o en una oficina y, por este motivo, hoy nos gustaría hablarte de la iluminación pues también es una parte muy importante del baño y, en general, de todo tu hogar pues influye tanto en las personas como a la hora de ver la decoración y lo que hay en la casa.

Por si no lo sabes, la iluminación es uno de los puntos fuertes a la hora de decorar y en el baño, con la decoración que se ponga, una mala luz puede hacer que te veas bastante mal. Por eso es que hay que cuidar el tipo de lámparas que se ponen en el baño para que no haya problemas de sombras o que te hagan parecer más o menos “brillante” y por consiguiente más o menos enferma (porque la luz puede hacer que nos veamos con mala cara).

Dejando esto claro, pasemos a hablarte sobre el tipo de iluminación que puedes tener en el baño. Como en el resto de las habitaciones y salas de una casa, o del trabajo, también en el baño se pueden necesitar varios tipos de luces para que combinen perfectamente y no se quede nada sin iluminar. Empecemos por el techo; desde que salieran los tubos fluorescentes o los halógenos, son los que más han primado en estos lugares y, como no, también te los recomendamos.

Si colocas un tubo fluorescente has de hacerlo en el centro del baño mientras que, si te decantas por halógenos, dependerá del tamaño del mismo y del tamaño de tu baño para elegir colocar uno en el centro o bien dos más pequeños en todo el techo para que iluminen mejor.

En el caso del espejo es necesaria la iluminación también pero ten cuidado con ésta pues puedes hacer que tu rostro se vea mejor o peor solo cambiando el tipo de luz que le pongas. Aquí puedes encontrarte con varios sistemas, aquellos que proyectan la luz hacia abajo de tal forma que refleja con el cristal y te verás algo más claras; aquellos que tienen la luz (normalmente con focos que puedes mover) en el marco del espejo para que la enfoques a tu cara y se vea mejor; y aquellos que tienen una iluminación por arriba.

Lo mejor en este caso es una que se pueda mover para así controlar el tipo de luz que te da o que puede hacerte pensar que estás mejor o peor.

Una tendencia que se está dando ahora es la de usar luces led de colores en el baño, una forma de potenciar la estancia en la misma y de jugar con los colores para tentar. Esto está bien siempre que no se coloque cerca de bañeras y duchas, no porque vaya a pasar algo sino porque, cuando te estés bañando, se van a empañar y eso hará que no se vea la luz como debe verse con lo que creará un falso color que puede no gustarte.

More...