Después de un largo día de trabajo, ¿quién no sueña con darse un baño de burbujas con sales de baño como si estuvieráis en un spa? Suena bien, ¿verdad? Desde The Bath Point nos preguntamos, ¿por qué no montar vuestro propio spa en casa? Tan solo haciendo algunos pequeños cambios podréis disfrutar de vuestro propio spa a medida.

¿Cómo crear un spa en casa?

Si queréis montar un spa en casa, deberéis hacer algunos cambios como la iluminación, los colores de las paredes del baño, los materiales o el tipo de bañera.

Escoge bien los colores del baño

Para darle un aspecto más cálido y acogedor, la elección de la paleta cromática es primordial. Así pues, decantaos por los colores suaves y cálidos como blanco, beige,  crema, gris o marrón.

Adapta la iluminación

La iluminación del baño es uno de los factores más importantes para recrear una atmósfera de auténtico spa. Apostad por la iluminación regulable y evitad las luces demasiado directas y agresivas. Las lámparas LED, por ejemplo, son ideales ya que difunden la luz creando ambientes cálidos.

Toallas suaves

Elegid el algodón de calidad tanto para las toallas como para el albornoz y apostad por el color blanco o colores que encajen con la armonía del baño. La suavidad de estas piezas es indispensable para que el spa en casa sea de lo más real. También podéis perfumarlas con lavanda ya que ésta ayuda a la relajación.

Decorar con plantas y flores

Las plantas de hoja verde, además de oxigenar el ambiente sirven para darle espíritu de naturaleza y un aire relajante. Os recomendamos que apostéis por las plantas tropicales como orquídeas, bromelias, Anthurium u hojas de eucalipto.

Tipos de materiales

Para un baño pequeño tipo spa se debe apostar por materiales nobles como la madera. Instalad muebles de baño baratos pero de calidad y con lavabos integrados o de sobre encimera, ya que además de ganar espacio de almacenaje contribuimos a eliminar todos nuestro productos de higiene personal de la vista, creando un espacio más amplio y libre de objetos.

Después de todos estos consejos, ya no tenéis excusas para no disfrutar de vuestro propio spa en casa. Con tan solo algunos pequeños cambios como el color de las paredes, añadir plantas, cambiar toallas o el mueble de baño podréis darle un toque totalmente renovado y crear un auténtico spa en el que relajaros cuando más os apetezca.

More...