¿De qué color pongo el mueble de baño? ¿Lo elijo suspendido o con patas? ¿De estilo clásico o moderno? Estas son solo algunas de las numerosas preguntas que seguro que se te pasan por la cabeza si te has embarcado en la aventura de cambiar tus muebles de baño, ya sea para amueblar tu piso nuevo o porque estás haciendo una reforma. 

Es muy importante que elijas bien, ya que de tu decisión va a depender no solo la durabilidad de tus muebles sino también algo fundamental, la comodidad del día a día en una de las estancias más transitadas de la casa. Pero tranquilo, no queremos agobiarte, sino todo lo contrario. Por eso hemos elaborado esta breve guía con los mejores consejos y recomendaciones para elegir muebles de baño. ¡Toma nota!

Planifica antes de elegir tus muebles de baño

Lo primero de todo es saber qué limitaciones tenemos en cuanto a espacio, puesto que los metros cuadrados de nuestro cuarto de baño van a determinar el tamaño y disposición de los muebles. Si es grande no tendrás ningún problema a la hora de elegir, ya que prácticamente todos los modelos se adaptarán. Si es pequeño tampoco te preocupes, pues hoy en día en el mercado hay magníficas opciones para organizar un baño pequeño.

En cualquiera de los dos casos es importante que planifiques el espacio y las ubicaciones más adecuadas para colocar tus muebles de cuarto de baño. Este es el paso más importante. Una vez hecha esta tarea, tendrás que tomar varias decisiones para elegir tus muebles de baño:

  • ¿De profundidad normal o de fondo reducido?
  • ¿Suspendido o con patas?
  • ¿En qué material?
  • ¿Moderno  o clásico?
  • ¿De qué color?
  • ¿Qué tipo de almacenamiento? 

Muebles de baño de fondo reducido: la solución perfecta si quieres ganar espacio 

Los muebles de baño estándar tienen una profundidad estándar de 46 cm. Por lo general, no suele haber problema a la hora de colocarlos, pero si tu baño es muy pequeño, o simplemente quieres ganar más espacio, puedes optar por un mueble de baño de fondo reducido,  una alternativa perfecta que se adapta a tu baño y te brinda comodidad sin renunciar al diseño. 

¿Mueble de baño suspendido o con patas?

Los muebles de baño clásicos siempre han tenido patas. Sin embargo, la tendencia hoy en día se decanta por los muebles de baño suspendidos. La principal ventaja que te aportan estos últimos es que son más livianos visualmente, un motivo que los hace ideales para baños pequeños. Además, puedes regularlos a la altura que consideres más práctica para ti, y resultan muy fáciles de limpiar gracias al espacio libre del que disponen bajo ellos. 

Un consejo importante: antes de comprar un mueble de baño suspendido asegúrate de que la pared en la que va a ir anclado cumpla con los requisitos para ello, fundamentalmente que sea robusta y esté en buen estado. Si tienes pladur deberás utilizar unos tacos especiales para evitar problemas.

Otro aspecto a tener en cuenta si te decantas por un mueble suspendido, es la elección del tipo de cajones: elígelos con guías de autofreno para así evitar que estos golpeen la pared al cerrarlos.  

 ¿Cuál es el mejor material y acabado para mis muebles de baño?

Este uno de los elementos que más va influir en el precio de tus muebles de baño. Los materiales más usados en los muebles de baño, con sus características y  ventajas principales son los siguientes: 

  • Madera maciza: se trata de un material noble y muy resistente al paso de los años. Sin embargo, algunos tipos de madera no aguantan muy bien la humedad. Por eso, si eliges un mueble de baño de madera, opta por ejemplo por la teca, que tiene una probada resistencia en este sentido.
  • Aglomerado: se fabrican con virutas de serrín o cartón encoladas y prensadas. Se trata del material más económico.

  • MDF: es un material similar al anterior pero con una densidad media. De ahí su nombre medium density fibreboard. Se fabrica con una alta proporción de fibras de maderas y resinas sintéticas comprimidas, por lo que es más resistente que el aglomerado. 

En cuanto a los acabados, los que te encontrarás en el mercado son los siguientes: 

  • Melamina: se trata de un laminado a baja presión, que no tiene poros y que  recubre, protege y aísla toda la superficie del mueble. Se usa en combinación con el aglomerado o el MDF. Es muy sencilla de limpiar y mantener y ofrece una buena resistencia. 
  • Lacado: este acabado puede usarse tanto en madera como en aglomerado o MDF, aunque se utiliza sobre todo en este último. Como en el caso de la melamina, su función es embellecer y proteger el mueble de baño. 
  • Laminado de alta presión: también conocido como fórmica, este tipo de laminado es más grueso y resistente que la melamina. Ofrece resistencia total a la humedad, los golpes y las rayas. Como en los otros casos, su objetivo es tanto proteger el mueble, como embellecerlo, ya que ofrece distintos acabados decorativos. 

El estilo: ¿muebles de baño modernos o clásicos?

Los muebles de baño modernos aportan un estilo minimalista y liviano, caracterizado por líneas simples y su búsqueda de la funcionalidad. Se trata de una opción perfecta para cuartos de baño pequeños, pues crean la sensación de mayor espacio disponible.

Una ventaja es su fácil mantenimiento diario, pues al no tener recovecos su limpieza resulta muy sencilla. Los muebles de baño modernos suspendidos son muy populares y demandados hoy en día, aunque también puedes encontrar muebles de baño modernos con patas.

Si quieres lograr un ambiente más tradicional, puedes optar por muebles de baño clásicos y de corte atemporal, que aportarán calidez a tu cuarto de baño. Si el estilo clásico te gusta pero le quieres dar un toque actualizado, una buena idea es combinar un mueble de baño rústico o vintage con otro mobiliario más moderno. 

Si sigues dudando, este post sobre muebles de baño modernos o clásicos te ayudará a decidirte.  

¿De qué color elijo mis muebles de baño?

Los muebles de baño blancos son una apuesta segura ya que amplían visualmente los espacios y son perfectos para combinar con textiles o elementos decorativos más coloridos.

Sin embargo, tienes que tener en cuenta la tonalidad de las paredes y del suelo, puesto que si estos son completamente grises o blancos, quizá el resultado sea demasiado frío. En ese caso puedes optar por tonalidades como el blanco roto o el marfil, o bien elegir muebles de color madera o wengué, que aportarán un toque de calidez a tu cuarto de baño dándole un aire más rústico. 

Almacenamiento 

El cuarto de baño tiene un propósito funcional, por eso es importante que los muebles de baño que elijas te ofrezcan un buen almacenamiento. Es preferible optar por cajoneras amplias, ya que podrás dividirlas en secciones a tu gusto, que por las que vienen muy compartimentadas de serie, ya que esto podría limitarte a la hora de guardar objetos. 

Esperamos que después de leer este artículo tengas menos dudas a la hora de comprar muebles de baño. En The Bath Point, referente en la venta de muebles de baño online te ofrecemos una gran variedad de muebles, en todos los estilos y acabados.

Además de muebles de baño baratos y originales, encontrarás lavabos y encimeras, grifería, platos de ducha, mamparas y accesorios. Todo ello en materiales de máxima calidad, ya que trabajamos con los mejores fabricantes del sector.

Echa un vistazo a nuestro catálogo y ¡enamórate de tus futuros muebles de baño de diseño!

More...