El plato de ducha está tomando cada vez más protagonismo en nuestros cuartos de baño, en detrimento de las tradicionales bañeras. Su eleganciafuncionalidad y comodidad están haciendo que este elemento sea fundamental.

No obstante, seguro que más de una vez te has preguntado cómo limpiar el plato de ducha para conseguir que brille como el primer día. Porque todos queremos que dure lo máximo posible en las mejores condiciones, ¿verdad?

Plato ducha, ¿piedra natural, resina o porcelana?

Los platos de ducha se pueden encontrar en gran variedad de dimensiones, y formas, que se adaptan perfectamente a los requisitos de cualquier cuarto de baño.  Además, el mercado ofrece hoy en día múltiples opciones en cuanto a material se refiere.

Es importante que conozcas las características de cada uno de ellos, ya que el material de tu plato de ducha es el factor que más va a condicionar su limpieza y mantenimiento. Los más comunes son la piedra natural, la resina, el acrílico y la porcelana.

Plato de ducha: piedra natural de granito, pizarra o mármol

Los platos de ducha de piedra natural están cobrando protagonismo en los cuartos de baño, gracias a su elegancia y a las últimas tendencias de decoración, en las que predominan los estilos de corte rústico así como los ambientes zen.

Estos platos de ducha de piedra están fabricados es una sola pieza y los materiales más usados son el granito, la pizarra y el mármol.

Plato de ducha de resina

La resina es una de las últimas innovaciones en platos de ducha. Están compuestos por un alto porcentaje de minerales y resinas combinados con otros materiales, y van recubiertos por una capa denominada Gel Coat, generalmente antibacteriana. Se caracterizan porque imitan a la piedra, de ahí que a los platos de ducha de resina también se les llame “tipo piedra”.  Pueden cortarse prácticamente en cualquier forma y medida, y permiten una limpieza más sencilla que la piedra natural. Los platos de ducha de resina como los que puedes ver en el enlace tienen una alta calidad y cuentan con superficie antideslizante, una gran ventaja para evitar los peligrosos resbalones.

Platos de ducha acrílicos

Estos platos de ducha están fabricados con fibras. Se caracterizan por ser muy ligeros, fáciles de instalar y más económicos que los de resina.

Platos de ducha de porcelana

Los platos de porcelana son los más clásicos y más instalados hasta hace unos años. Destacan por su gran resistencia. Y no solo frente a bacterias y hongos, sino también frente a productos de limpieza

Cómo limpiar el plato de ducha según su material

Ir a comprar un producto adecuado para limpiar la ducha se convierte en muchas ocasiones en una gran odisea: ¿qué marca escoger? ¿Es mejor un producto específico o uno más general? Y qué ¿pasa con los productos naturales? 

Ahora que ya conoces los principales materiales en los que puede estar construido un plato de ducha, vamos a ver qué mantenimiento requiere cada uno de ellos:

¿Cómo limpiar la piedra natural en los platos de ducha?

Al tratarse de un material muy poroso, deberás prestar mucha atención a cómo limpiarlo. Nuestro consejo es que uses un producto específicamente diseñado para este material y que vayas realizando pulidos a lo largo del tiempo para acondicionarlo. En general, los jabones adecuados para limpiar piedra natural son de Ph neutro. Como consejo, evita cualquier otro producto que no especifique que sirve para este material, y especialmente los anti calcáreos, pues dañarían la superficie.

Estos son consejos generales para saber cómo limpiar el plato de ducha de piedra, pero como hemos mencionado antes, dentro de los platos de ducha de piedra natural encontramos mármol, pizarra y granito, por la tanto debes tener en cuenta las características específicas de cada uno.

¿Cómo se limpia el mármol para que brille?

Si tu plato de ducha es de este tipo de piedra seguro que te haces esta pregunta ya que este material se suele opacar con el paso del tiempo. Pues bien, tienes que saber que no debes usar productos antical, ya que lo estropearían. Lo mejor es usar jabones neutros o una solución casera que consiste en mezclar tres cucharadas de bicarbonato con 1/4 de agua y aplicarla por toda la superficie, dejarla reposar unas cinco horas y luego aclararla con agua.   Si el mármol es muy viejo o está rayado es convenientes usar un pulidor, que conseguirá retirar la primera capa del material y dejarlo como nuevo.

¿Cómo limpiar el plato de ducha de resina?

En la ducha de resina es de vital importancia no usar lejía ni otros productos abrasivos, que podrían acabar con el Gel Coat. ¿Lo mejor? Con una bayeta húmeda y un poco de jabón, o incluso vinagre, lograrás expulsar la cal.

Si quieres saber más en este otro post te ampliamos información sobre cómo limpiar platos de ducha de resina

En cuanto a las duchas fabricadas en Solid Surface, un tipo de material compuesto de resinas de poliéster, la limpieza también es muy sencilla, pues este material innovador no posee poros. Por eso, con tal de pasar una bayeta y algún producto limpiador de baño suave, tu ducha brillará como el día que la compraste.

Limpiar plato de ducha acrílico

No utilices trapos demasiado rugosos o ásperos, pues pueden rayar el material. Del mismo modo tampoco emplees productos corrosivos. Una fórmula casera que da buenos resultados para limpiar y desinfectar tu plato de ducha acrílico es el vinagre. Mézclalo con agua, aplícalo con una bayeta suave y déjalo reposar durante media hora antes de aclararlo.

Limpiar plato de ducha de porcelana

Es recomendable lavar la porcelana de la ducha con agua y un poco de jabón tras cada uso y evitar al máximo los productos de limpieza abrasivos. Tras cada uso puedes pasar un paño de microfibra para eliminar el agua salpicada y evitar que se acumule la cal.  Si vas  a emplear desinfectantes comerciales asegúrate de que son aptos para porcelana.  Un remedio casero es usar vinagre blanco o bicarbonato mezclado con agua.

Limpiar plato de ducha: consejos generales

Como ves, no es lo mismo limpiar piedra natural que resina u otros materiales. Y es que limpiar el plato de ducha de forma correcta depende en gran parte del material concreto con el que este está fabricado. No obstante, hay una serie de consejos generales que puedes seguir para lograr que tu ducha se mantenga impecable:

  • Evita a toda costa los productos abrasivos, ya que estos, al mismo tiempo que eliminan de forma intensa las bacterias y la suciedad, también lo hacen de forma gradual con los propios materiales, ocasionando una corrosión irreparable.
  • Apuesta por los productos naturales para quitar la cal, como por ejemplo el vinagre y el limón, que son muy efectivos para combatir la cal al actuar como abrillantadores y desinfectantes. A la hora de aplicarlos puedes usar un difusor en spray o bien  con un trapo humedecido. El resultado será muy bueno y no tendrá los riesgos de usar un producto químico.
  • Otra opción es usar bicarbonato de sodio, un abrasivo suave natural, que puede dejar mejores resultados que el limón y el vinagre en aquellos materiales más resistentes.
  • Acostúmbrate a eliminar los restos de agua y jabón de la ducha después de cada uso. De esta manera tu plato de ducha se ensuciará mucho menos y su limpieza resultará mucho más sencilla, ya que impedirás que la cal se acumule.
  • Ante cualquier duda, consulta con el fabricante de tu plato de ducha, que te indicará los mejores productos para el mantenimiento y la limpieza.

Como ves, mantener limpio y en un buen estado tu plato de la ducha no es complicado si sigues las recomendaciones que te hemos dado. A la hora de elegir tu plato de ducha ten en cuenta su material, pues condiciona en gran medida la limpieza y el mantenimiento. Ahora que ya sabes cómo limpiar la ducha, ¡ha llegado el momento de decidirse!

En The Bath Point encontrarás un amplio catálogo de platos de ducha que se adaptan a todas las medidas y también a todos los bolsillos. Trabajamos con los mejores fabricantes y te garantizamos la calidad de todos nuestros productos. Además, ¿sabías que comprar un plato de ducha online tiene muchas ventajas?

¡Compruébalo por ti mismo en la tienda de muebles de baño online The Bath Point y no te arrepentirás! 

More...