El cuarto de baño es la estancia más utilizada de cualquier hogar. Por eso, no siempre resulta cómodo hacer obras en él por las molestias que pueda ocasionar. Si reformamos los muebles de baño, es posible que inutilicemos la grifería. Si por el contrario renovamos la mampara de ducha o la bañera, es probable que tengamos que olvidarnos de disfrutar de una buena ducha hasta que la obra termine. Y si cambiamos el lavabo, seguramente tengamos que lavarnos las manos en la pica de la cocina. Menudo rollo, ¿verdad?

Por eso, en The Bath Point queremos ofreceros la posibilidad de darle un buen lavado de cara al cuarto de baño sin necesidad de volvernos locos en el intento. Y por supuesto, sin obras que nos compliquen la vida.

Algunas de las reformas que pueden realizarse son, por ejemplo, pintar los azulejos en vez de alicatarlos; cambiar el suelo por un pavimento adhesivo o crear algunos rincones aprovechables para almacenar una gran cantidad de productos sin necesidad de hacer un solo agujero. ¿Preparado?

Las herramientas básicas que necesitarás para llevar a cabo este pequeña reforma del cuarto de baño son las siguientes: un rodillo, una cubeta, unos guantes para protegerte, una cuchilla y algún rodillo especial para esmaltar. Los materiales serán el suelo de vinilo que sustituirá al suelo actual, un poco de cinta de carrocero para proteger los muebles de baño, esmalte para azulejos y un adhesivo en espray.

Veamos ahora paso a paso como acometer la reforma:

  1. Lo primero de todo será vaciar el cuarto de baño de objetos de higiene personales para no dañarlos, así como cubrir los muebles de baño que no vayamos a retocar para que no se estropeen.
  2. Seguramente lo que más sensación de cambio proporcione será el color de los azulejos, así que habrá que empezar por ahí. Deberemos limpiar lo mejor posible con alcohol todos los azulejos y después con un rodillo de espuma podremos darle un lavado de cara espectacular a las paredes del cuarto de baño.
  3. Siempre se pueden pintar los azulejos de formas distintas, y para ello los cubriremos con cinta de carrocero. Mucho cuidado con los muebles de baño, ya que pueden mancharse de forma irreparable.
  4. El siguiente paso será instalar el nuevo suelo adhesivo. Para ello, es recomendable dejar un trozo que sobre al final para luego cortarlo a medida que lo vamos instalando y que encaje por completo en el cuarto de baño.
  5. El suelo deberá fijarse con espray adhesivo después de haber limpiado bien el suelo original y de haber cubierto todos los muebles de baño para protegerlos del producto, que puede deteriorarlos.
  6. Añadir nuevos espacios de almacenaje sin necesidad de hacer agujeros también es posible, y nos dará más espacio y sofisticación. Con adhesivos especiales para azulejos se pueden encontrar muchos accesorios de baño en el mercado para todos los gustos y formas.

De esta manera, y sin habernos complicado la vida con obras muchas veces innecesarias, hemos dado un nuevo toque de modernidad y personalidad a nuestro cuarto de baño. Ahora los muebles de baño lucirán mejor y la estancia se convertirá en un lugar agradable y del que poder sentirse orgulloso cuando lleguen visitas en casa.

¿Te animas?

More...