No hemos de descartar el cuarto de baño como lugar al que añadir un poco de arte, pues ésta no está reservada sólo para nuestros salones, pasillos o dormitorios, sino que un cuadro o una escultura estratégicamente colocados puede dar un toque muy especial a un cuarto de baño.

Obviamente, el tipo de cuadro que colocaremos dependerá del estilo que queramos conseguir en el baño, aunque unas de las opciones más interesantes puede ser la utilización de grabados con motivos de desnudos enmarcados y colocados sobre alguno de los toalleros del baño de una forma más o menos discreta.

Incluso podemos hacer una composición con diferentes fotografías que nos gusten, de diferentes tamaños y estilos, enmarcarlas y otorgarles una posición predominante en la pared, quizás sobre la bañera o junto al lavabo.
No obstante, siempre hemos de tener en cuenta que no es conveniente abusar de los colores en la elección de los cuadros, ya que el baño es una estancia en la que buscamos armonía y tranquilidad, aunque no por ello hemos de renunciar al color en el resto de elementos decorativos más discretos.

More...