Si hay una manía que nos afecta a todos y siempre nos deja con muchos quebraderos de cabeza es limpiar las juntas de baño, y es que, ya sea por el polvo, la humedad o el moho, mantener las juntas del baño de un blanco impoluto se convierte para muchos de nosotros en un objetivo casi inalcanzable.

¿Cómo limpiar las juntas del baño?

Las juntas del baño son una pasta porosa que sirve para unir la parte superficial de los azulejos. Debido a su composición, son propensas a la acumulación de suciedad, que con el tiempo hace que se oscurezcan. Pero retornar el color de las juntas del baño no es tan complicado si sabes cómo:

Consejo 1: Lejía. Es el más extendido y uno de los trucos que mejor funcionan. Disuelve lejía con agua y viértelo en una botella con dosificador en spray. Rocía todas las juntas del baño con esta mezcla y deja actuar durante 30 min o más. ¡El resultado es increíble!

Consejo 2: Bicarbonato. Es un remedio menos corrosivo y que también da un muy buen resultado. Mezcla el bicarbonato con agua caliente hasta conseguir una pasta, a continuación con un cepillo de dientes esparce la mezcla por las juntas. Déjala actuar durante 30 minutos y frota a conciencia hasta conseguir el blanco que desees.

Consejo 3: Agua Oxigenada. Es el gran desconocido entre los productos de limpieza pero el agua oxigena es excelente para eliminar el moho de nuestro cuarto de baño. Este producto no hace falta diluirlo en agua, tan solo espárcelo por las juntas y déjalo actuar durante 20 minutos, a continuación frota y enjuaga con jabón de limpieza de baños.

Consejo 4: Productos de limpieza. Si prefieres no inventar y comprar un producto especializado, en tu supermercado más cercano encontrarás  múltiples productos para la limpieza de las juntas así como otros productos de blanqueamiento.

Estos son algunos de los consejos que desde The Bath Point, tu tienda online de muebles para el cuarto de baño, esperamos que os ayuden a mantener las juntas del baño del más blanco de los blancos.

More...