Los muebles de baño son la pieza protagonista del aseo: tienen una función práctica y, al mismo tiempo, resultan muy decorativos. 

Elegirlos bien es muy importante, pues de otro modo desentonarán en tu cuarto de baño y no te resultarán cómodos, algo básico debido al intenso uso diario al que está sometidos.

Como no queremos que esto no  ocurra, en este artículo te damos los mejores consejos para elegir bien tus muebles de baño. 

¿Estás diseñando tu aseo desde cero, o bien haciendo una reforma? Entonces, ¡sigue leyendo!  

¿En qué tengo que fijarme al compra un muebles de baño?

Como acabamos de comentar, los muebles de cuarto de baño cumplen dos funciones: una práctica y otra decorativa. Por eso, a la hora de comprar uno, estos son los dos requisitos que debe cumplir: elige un mueble adecuado al tamaño de tu baño, con espacio de almacenamiento, buenos materiales y con un estilo que encaje en la decoración de tu aseo.

A continuación te explicamos todos los aspectos que tienes que valorar.

Calcula bien las dimensiones que necesita tu mueble de baño

Tener en cuenta las medidas adecuadas, resulta fundamental en la búsqueda de un mueble de baño. Para calcular el espacio disponible para él, lo primero que tienes que hacer medir tu aseo.

En cuanto a los muebles de baño, tienen tres medidas fundamentales: anchura, altura y profundidad.

  • Anchura: los muebles de baño de 60 cm, 80 cm, 90 cm o 100 cm son los estándar. Si tu baño es muy pequeño, existen opciones como este  mueble de ancho reducido de 50 cm.
  • Altura: los muebles de cuarto de baño con patas tienen una altura de entre 83,5 y 91,5 cm), mientras que los muebles de baño suspendidos se pueden colocar a la altura que te sea más cómoda.
  • Profundidad:   la habitual es 46 cm. Por debajo de esta cifra, se consideran muebles de baño de fondo reducido, una opción ideal si tu aseo es pequeño. 

Opta por un material resistente, duradero y fácil de limpiar

A veces nos dejamos llevar por la estética o por el precio sin tener en cuenta algo fundamental, y más en el caso de los muebles de baño, que están sometidos a uso constante y a mucha humedad: la calidad de los materiales, esencial para garantizar la durabilidad. 

Los materiales más recomendables a la hora de elegir un mueble de baño son: 

  • Madera maciza: un material noble, clásico y cálido. Si optas por muebles de baño de madera, selecciona variedades de resistentes a la humedad, como por ejemplo la teca. 
  • MDF: son más baratos que la madera, pero presentan una muy buena resistencia a la abrasión y a la humedad. Están fabricados de virutas de madera de media densidad encoladas y prensadas y van recubiertos por un acabado  en melamina o un lacado que protege su superficie. 
  • Aglomerado: es el material más barato y está formado por partículas de madera más grandes que el MDF. También es algo menos resistente.

Ten en cuenta la decoración de tu baño

Como hemos mencionado antes, el mueble de baño suele ser el absoluto protagonista de esta estancia, así que ten muy en cuenta el estilo decorativo que quieres en tu aseo y elige un mueble de baño acorde a él.

Muebles de baño modernos

Se integrarán a la perfección si tu cuarto de baño es de estilo minimalista y funcional o si buscas algún color concreto distinto al blanco o al de la madera. Dentro de esta categoría se encuadran también los muebles de baño industriales. 

Muebles de baño clásicos

Nunca pasan de moda, y se convertirán en el tipo de mueble que necesitas si buscas un estilo de corte tradicional para tu cuarto de baño. Normalmente son de madera maciza y sus líneas y porte son más contundentes que en el caso de los modernos. 

Muebles de baño rústicos

Podrían englobarse como un subcategoría dentro de los muebles de baños clásico. Se diferencian de estos en que los de estilo rústico se identifican claramente por estar inspirados en decoraciones que evocan ambientes campestres. 

Muebles de baño vintage

Son los muebles ideales para ti si quieres un cuarto de baño en el que predominen detalles antiguos con sabor a otras épocas. Existen muchas variaciones dentro de este estilo,  como te contamos en el post Muebles de baño vintage: una tendencia con mucho encanto, que te recomendamos leer si te interesa esta opción decorativa. 

¿Mejor un mueble de baño con lavabo o sin lavabo?

Lo primero que tienes que saber es si buscas un  mueble de baño sin lavabo o uno con lavabo. En este último caso, ¿lo quieres  encastrado, de sobre encimera o de doble seno?

Muebles de baño sin lavabo

Te interesan si prefieres comprar el lavabo de forma independiente, sin tener que ceñirte al diseño que trae por defecto el mueble de baño. Tienen la ventaja de que pueden usarse como muebles auxiliares. Algunos muebles de baño como el Half, te dan la opción de ir montado con lavabo o bien sin él. 

Muebles de baño con lavabo encastrado

Estos, como te explicamos en el post Los tipos de lavabos que más triunfan, van integrados en la encimera del mueble, quedando su borde superior al mismo nivel que la encimera, de modo que el espacio sobrante alrededor de ella queda muy bien aprovechado.

Muebles de baño con lavabo sobre encimera

Un modelo en el que el lavabo, al ir exento, adquiere todo el protagonismo y que es tendencia en los últimos años gracias a su estética vintage. Los lavabos sobre encimera, normalmente ovalados o cuadrados, dan mucha libertad para personalizar tu cuarto de baño, ya que pueden instalarse prácticamente sobre cualquier mueble.

Entre sus ventajas destaca que evitan que el agua salpique a la encimera y elevan unos centímetros la altura del conjunto mueble-lavabo. Además, consiguen una estética elegante de inspiración retro. Si quieres ver lo bonitos que quedan, echa un vistazo a estos lavabos sobre encimera. La pega que presentan es que entre su perímetro y la superficie del mueble de baño deja un ángulo muerto, con lo cual, el espacio se aprovecha peor. 

Muebles de baño con dos lavabos

También se les conoce como muebles de baño de dos senos.  Pueden ir encastrados o sobre encimera y son la opción más práctica si tu baño es amplio, ya que permiten el uso simultáneo de dos personas. ¡Con los muebles de baño de dos lavabos se acabaron las esperas!

¿Con patas, suspendido o con zócalo?

Otros aspecto que tienes que valorar es qué tipo de sujeción prefieres  para tu muebles de baño. Los tres tipos principales son: 

Muebles de baño suspendidos

Los puedes ubicar a la altura que prefieras. Al dejar liberada la parte de abajo optimizan el aprovechamiento del espacio y permiten una mejor limpieza. Además, aportan sensación de ligereza, por lo que son adecuados para baños pequeños. Si seleccionas un mueble de este tipo asegúrate previamente de que la pared en la que va a ir anclado se encuentra en buenas condiciones. Encajan bien en los estilos decorativos más modernos. 

Muebles de baño con patas

Más adecuados para estilos clásicos o rústicos, son menos ligeros visualmente que los anteriores pero tienen una mayor capacidad de almacenamiento. Si tu pared no está en buenas condiciones es mejor que elijas un mueble de baño con patas como estos.

La ventaja de comprar muebles de baño online

Ahora que ya sabes cómo elegir tu mueble de baño, ¡ha llegado el momento de comprarlo!

¿Te has planteado hacerlo online? Una gran ventaja de esta modalidad es que puedes mirar detalladamente cada modelo sin tener que desplazarte a una tienda física y, además, acceder a un inventario mucho mayor de muebles y  a unos precios más competitivos, por lo que resulta más sencillo encontrar muebles de baño baratos.

Pásate por The Bath Point, referente entre las tiendas de muebles de baño online, y enamórate de nuestro catálogo. Todos nuestros muebles son de la mejor calidad, y diseñados y fabricados en España o Italia. Y por si fuera poco, te los entregaremos montados. Si tienes cualquier duda, no dudes en contactar con The Bath Point

More...