Las mamparas de baño son de esos elementos que aunque nadie repara en ellos, todo el mundo se queja si no realizan bien su función. Por eso, es importante saber en qué fijarse para poder acertar de pleno a la hora de realizar la compra. La norma general es que duren una media de 5 años, así que merece la pena dedicar un tiempo a informarse sobre los principales aspectos que dotan de calidad a una mampara de baño.

¿En qué tengo que fijarme al comprar una mampara de baño?

mampara fija

 

Uno de los aspectos básicos a la hora de escoger una mampara de baño es fijarse en el grosor del cristal. Por norma general, éste no debe ser inferior a 4 milímetros y, preferiblemente, debe de ser de cristal templado. De esa manera conseguiremos que el cristal sea mucho más duradero y resistente al paso del tiempo.

Otro aspecto en el que hay que fijarse detenidamente es en el material con el que están hechos los perfiles de la mampara. Éstas deben de ser de aluminio o de acero, para aumentar su resistencia, y deben de estar bien conjuntadas con un grosor del casco metálico lo suficientemente grande como para que no cedan y el cristal se mueva con el paso del tiempo.

La calidad de las gomas que se encargan de estancar la mampara de baño también tiene que tenerse muy en cuenta. ¿A quién le gusta que cada vez que salga de la ducha tenga que recoger toda el agua que ha caído al suelo? Por eso, hay que fijarse siempre en que los perfiles estén recubiertos de material acrílico. Si están recubiertos de plástico, a pesar de ser un material más económico, a la larga acaban por perder su estanqueidad. Se deforman, amarillean y estéticamente estropean el equilibrio decorativo del cuarto de baño y acaban quebrándose.

En el caso de que el cuarto de baño sea pequeño y solo dispongamos de una ducha, es mejor hacerse con una mampara de baño corredera. De esta manera, ganamos espacio y la mampara no estorba en relación a los otros muebles de baño. La decoración de un cuarto de baño mini es complicada, pero si se sabe realizar con gusto y siguiendo consejos de profesionales acaba por resultar muy efectiva.

Si, por el contrario, el plato de la ducha tiene forma cuadrada o se dispone de un gran espacio es recomendable escoger una mampara de baño abatible para que la entrada sea más cómoda, gracias a un tirador que hace las funciones de puerta.

More...