baño nordico

¿Cómo limpiar la mampara de ducha?

 

El orden y limpieza de nuestro hogar es de las cosas que más nos importan hoy en día.

Y sobretodo, la facilidad de limpieza, es una de las cosas que más valoramos a la hora de elegir los materiales de nuestra reforma.

Las mamparas de ducha, es unos de los elementos del baño, que más nos preocupa que su limpieza sea de una manera fácil y ágil para que esté como el primer día.

A veces, os da la sensación que lo mejor es poner solo mamparas fijas, para evitar rieles y perfiles.

Y esto, es correcto, pero claro, no siempre se puede poner un fijo de ducha….

 

mampara ducha negra luna 300x300 - ¿Cómo limpiar la mampara de ducha?

 

Y si tenemos que poner una mampara de ducha corredera o abatible?

Pues habrá que realizar un mantenimiento para tenerla siempre perfecta.

 

Las mamparas de ducha, que lo que requieren es:

 

Limpieza diaria:

Lo ideal es secarla después de cada uso. Sobretodo los cristales, pasarle el limpiador de cristales, para que el cristal quede perfecto.

El limpiador de cristales, también irá genial pasarlo por los platos de ducha, para evitar que queden restos de jabón y de cal.

Y los perfiles, los limpiaremos con un paño, evitaremos que se quede la cal.

 

mampara3 300x271 - ¿Cómo limpiar la mampara de ducha?

Usar limpiadores suaves:

Los más importante, es no usar productos abrasivos ni fuertes. Lo ideal para mantener el color y el acabado perfecto, es usar jabones neutros.

Los productos específicos para cristales son una buena opción.

También se puede realizar mezclas de agua con vinagre de limpieza.

 

limpiador 300x300 - ¿Cómo limpiar la mampara de ducha?

 

Evitar productos abrasivos:

Y con esto, no me refiero sólo a los jabones, sino a las esponjas, que no sean esponjas o Scothbrite que puedan rayar la superfície del aluminio.

Si se raya la superficie de la mampara, eso ya no tendrá vuelta atrás.

 

Limpieza semanal:

Una vez por semana, se puede realizar una limpieza más profunda, con cepillos finos, y limpiar los rieles, para que la mampara de ducha ruede perfectamente.

Esto se puede realizar también con una solución de agua y vinagre de limpieza.

También con el cepillito, eliminar cualquier depósito que veamos que se empieza a acumular cal.

Cuando más a menudo lo realicemos, menos nos costará y mejor quedará.

 

Lo ideal, y lo que mejor nos funcionará para tener una mampara de ducha perfecta, es un secado diario, y evitar productos amoniacos.

Estas dos premisas serán las más importantes para tener una mampara de baño, resplandeciente como el primer día.