Poco a poco, los platos de ducha, que empezaron como un producto para las personas mayores para que no tuvieran que mantener el equilibrio ni tampoco tener que levantar las piernas para conseguir entrar en la bañera para ducharse y así evitar accidentes, han ido irrumpiendo en los cuartos de baño y ganando terreno debido a su comodidad, a ocupar menos espacio y a adaptarse mejor al espacio que se le quiera dar a la zona de ducha.

Debido a ese auge las principales marcas de baño han ido creando nuevos platos de ducha con diferentes materiales y formas para así satisfacer las necesidades y los deseos de las personas que los necesitaban llegando incluso a ofrecer platos de ducha que se puedan cortar a medida para ocupar solo aquello que se quiera, ya sea poco o mucho.

De hecho, una de las tendencias de este año es de minimizar al mínimo la ducha dándole un espacio justo y, sobre todo, que no esté separado sino a la misma altura del techo para que se integre perfectamente con el baño como si fuera parte de él.

Se llevan las mamparas de cristal, tanto en los platos de ducha que ofrecen una mampara completa, para los que quieren más comodidad a la hora de bañarse (para que no tengan que estar pendientes de si sale mucha agua o no) así como para los más prácticos que solo quieren lo justo y necesario para una ducha rápida (aunque en estos casos es posible que después haya que recoger el agua).

En cuanto a los materiales, los platos de ducha están hechos hoy en día de varios materiales resistentes y duraderos con diferentes acabados en distintos colores para que combine bien con cualquier decoración.

More...