No os pasa que a diario, en el momento de vestirnos, siempre localizamos rápidamente – si no está para lavar, claro – una prenda que os apetece muchísimo llevar. Por qué será… ¿quizás por forma, tacto, color?

Exacto: el color. Bien, por mucho que os pueda sorprender, esta ‘atracción’ también la sentiréis en momentos tan peculiares de vuestra vida, como cuando os toca elegir inodoros.

El simbolismo de los colores en la decoración de un cuarto de baño

Seguro que muchos estaréis pensando que solo existen inodoros blancos o negros. La verdad es que como en el resto de la decoración de baños, el diseño de inodoros de colores también ha encontrado su hueco en el mercado. Pero ¿ya sabéis cómo combinarlo con el resto del cuarto?

Colores fríos en la decoración de baño

Hace ya tiempo que esta gama de colores tiene casi monopolizado el mercado de los muebles de baño. No sabemos si es por su elegancia, simplicidad o por ese toque de paz y espiritualidad necesario en cada ‘templo personal’ que representa nuestro baño. Pero sea como sea, siempre son colores para muebles de baño agradables a la vista.

Colores neutros en la decoración de baño

Estos colores para el baño son ideales para estancias pequeñas, ya que ayudan a potenciar la luminosidad aportando una sensación de magnitud y paz única, del mismo modo que si se trata de un lavabo grande le dará un acabado de majestuosidad al espacio.

Los tonos pasteles aportarán a tu baño una sensación alegre y acogedora, ideal si eres una persona a la cual le cuesta alcanzar el estado de relajación a lo largo del día.

Contrastes en la decoración de baño

Si eres una persona a la cual le gusta combinar su ropa con colores y formas diferentes, también existe una decoración de baño a tu medida. De ser así, apuesta por una atmósfera luminosa y divertida, con algunas de estas propuestas que te detallamos a continuación:

  • Amarillo y gris: esta combinación de colores para el baño con acabado moderno desprende tranquilidad en tu estancia. Puedes probar de jugar con ambos colores, destinando uno a los muebles de baño, por ejemplo, y el otro a las paredes o accesorios.
  • Rojo y beige: Si unes la seducción con la neutralidad… tendrás uno de los colores para el baño ‘más atractivos’ gobernando el espacio (también pasará si te decides por el verde)
  • Azul y blanco: se trata de la combinación menos atrevida, pero no por ello menos original. Podrás sentir cómo te transportas al Mediterráneo cada vez que estés en el cuarto de baño.

También puedes tomar nota de estas combinaciones para crear solamente ‘toques de color’ con los detalles y accesorios. Y, recuerda que, un buen consejo para crear una combinación única en tu cuarto de baño, además de jugar con el color del inodoro o los muebles de baño, es llenar los espacios vacíos del cuarto con plantas de todos los tamaños ¡y con jarrones de lo más dispares!

More...