Los cuartos de baño son estancias donde el relax y la comodidad deben primar por encima de todo. Al fin y al cabo, en esta estancia de nuestro hogar pasamos gran parte del tiempo, ya sea después del trabajo, aseándonos o simplemente acicalándonos. Por eso, independientemente de que nuestro baño sea grande o pequeño, siempre debemos procurar decorarlo de la forma más dinámica posible.

Es cierto que muchos hogares no disponen del espacio suficiente para poner todo tipo de adornos ni para colocar los muebles de baño que habíamos soñado. Pero eso no significa que no podamos dotar a nuestro cuarto de baño de pequeños detalles que, junto con la personalidad que le otorgue el mobiliario de baño que hayamos escogido, nos hagan sentir en un espacio íntimo y acogedor.

Por eso, aquí os proponemos unos cuantos consejos para conseguirlo de una forma sencilla y económica:

  1. Los muebles de baño son excelentes para cumplir dos servicios: uno es la funcionalidad que otorgan mediante todo el espacio de almacenamiento que proporcionan, y el otro la decoración, ya que sirven como ornamento y además como soporte para otro tipo de elementos. Por eso, se pueden poner sobre la encimera del lavabo velas en una base llena de café que sirve para perfumar la estancia, una excelente idea para recrear en el cuarto de baño los evocadores cafetales colombianos.
  2. Los accesorios de baño son importantes, y no siempre tienen por qué resultar un quebradero de cabeza. Por ejemplo, se puede colocar una pequeña escalera de madera apoyada en la pared de un mueble de baño o en cualquier rincón para hacerla servir como toallero. Sin duda, ¡una idea práctica y muy bonita!
  3. La calidez en un cuarto de baño es muy importante. Por eso, el suelo debe cubrirse de baldosas que generen ese efecto. Todos sabemos que el parquet no es un buen amigo de los baños, pero existen otras opciones muy útiles que simulan su efecto. Como por ejemplo, el suelo de cerámica con forma de madera.
  4. Los azulejos que cubren las paredes del baño son un elemento decorativo que, cuando se estropean o pierden brillo, pueden suponer un verdadero hándicap. Cubrirlos con pintura especial para azulejos es la mejor manera de darles un lavado de cara y combinar su aspecto con todos esos nuevos accesorios de baño y muebles de baño que se hayan podido acometer en una reforma.
  5. Otra opción muy recomendable para aprovechar los viejos utensilios de casa en el baño es utilizar los colgadores de botella como toalleros. ¡Una idea original y que ocupa el mínimo espacio, ya que se puede colocar detrás de la puerta!
  6. Los muebles de baño, por norma general, disponen de un espacio en los bajos que se encuentra vacío. Saber aprovecharlo y colocar, por ejemplo, un cajón más nos hará maximizar el espacio disponible.

En conclusión, tener un baño armonioso es el mejor reclamo para mejorar la calidad de una estancia básica como esta. ¡Acicalarse nunca será tan relajante!

More...