No hay nada más cómodo para el baño que un lavamanos que tenga la forma de un fregadero. Son fáciles de usar, con forma redonda y muy cómoda.

Os vamos a hablar de los diferentes estilos de lavamanos estilo fregadero que existen.

Lavamanos hundido:

Este es el tipo de lavamanos que se encuentra en todas las casas y cuenta con estilo hondo. Este tipo de lavamanos, además de se uno de los más comunes, es muy fácil de instalar, ya que no se tarda más de una hora en colocarlo.

Vessel Sinks:

Este es otro estilo muy parecido al anterior, pero con la diferencia de que el fondo del anterior lavamanos va dentro del tocador de baño, mientras que este estilo se mantiene por fuera. Son muy altos, así que no son aptos para los más pequeños. Son un poco difíciles de conseguir y no son aptos para todos los muebles peo es un tipo de decoración muy moderna para los baños. Debes tener en cuenta que este tipo de lavamanos requiere que tengas un desagüe que pueda llega a la parte alta del mueble sin problemas.

Lavamanos de pared:

Este tipo de lavamanos se conecta directamente a la pared y son colgantes, lo que hace que la zona del lavamanos quede suspendida y si en un momento determinado queremos cambiar el piso, no nos de problemas.

Lavamanos interno:

Este tipo de lavamanos está por debajo de la zona del tocador de manos. Es perfecto para los niños ya que es un fregadero muy bajo y pueden llegar con mucha facilidad. Es muy fácil de limpiar.

Lavamanos de consola:

Es un fregadero que trae unas patas que van al suelo imitando un tocador de baño pero dejando todo el espacio libre. Este tipo de fregaderos suelen venir con dos o 4 patas.

Algunos modelos cuentan con una estantería debajo para guarda cosas extra.

More...