Los espacios pequeños son los que más difícil nos lo ponen a la hora de mantener el orden en la casa, sobretodo el cuarto de baño, en el que normalmente guardamos una gran cantidad de cosas, y debemos hacerlo de una forma ordenada si queremos conseguir un conjunto agradable.

Una manera muy eficaz de ganar espacio es colocar una ducha, ya que incluso las bañeras pequeñas ocupan mucho espacio, y de esta forma tendremos más hueco para colocar muebles de almacenaje.
Siempre hemos de evitar los espacios muertos, y por esto podemos utilizar los espacios alrededor de los sanitarios, como por ejemplo con la colocación de muebles de obra debajo del lavabo.
En el caso de que no podamos recurrir a las obras para conseguir un cuarto de baño más espacioso y ordenado, existen pequeños accesorios que pueden hacernos la vida más cómoda, como por ejemplo toalleros plegables que se cierran sobre sí mismos o accesorios que cuelgan del techo.

Finalmente, hemos de intentar utilizar las paredes para colocar soportes o estantes que nos permitan guardar pequeños objetos de una forma ordenada, y la presencia de un gran espejo en la pared nos ayudará a crear una sensación de mayor espacio, que aunque no es del todo real, nos ayudará a que el ambiente sea más agradable.

More...