Después de un largo día, para aliviar tensiones y desconectar, una de las cosas que más apetece es llegar a casa y darse un baño, y sería maravilloso poder disfrutar de un spa en nuestra propia casa, cosa que podemos conseguir de una forma muy sencilla, decorando el baño basándonos en el uso de los cinco sentidos.

En primer lugar, hemos de tener en cuenta, que para disfrutar de una experiencia de spa, no hace falta que el baño sea muy grande, pero sí es importante el estado en el que se encuentra, por tanto es muy importante limpiar a conciencia el baño, reparar los pequeños desperfectos y mantenerlo perfectamente ordenado.

Por otra parte, la iluminación es uno de los aspectos más importantes, y se recomienda colocar luces cálidas en lugares estratégicos, o también nos puede servir colocar espejos iluminados con focos, y la colocación de velas aromáticas desperdigadas por la estancia.

Por último, hemos de cuidar mucho todos los detalles. Por ejemplo, las toallas es preferible que sean de algodón muy suave para conseguir una mejor experiencia, o decorar el baño con cestas de fibra natural, frutas o chocolates.

More...