Los baños es una de las partes que, para los niños más puede aburrir o dar miedo debido a que se suelen decorar de una manera sobria y sin poner muchos detalles en el mismo de tal manera que para ellos estar en esa habitación es una pérdida de tiempo.

Sin embargo, si tienes la oportunidad de que los niños tengan su propio baño, la decoración ha de ir enfocada en ellos, y esto quiere decir:

  • Colores vivos y vistosos. Ahora mismo se llevan tanto los azulejos como la pintura en las paredes así que puedes jugar con eso, es decir, puedes poner azulejos de la parte media hacia abajo y pintura en la parte de arriba con algo de contraste.

  • Vinilos. Ahora que están de moda puedes decorar sus paredes con algunos vinilos de aquellas imágenes o personajes que más le gusten para hacerle pasar en el baño un rato agradable.

  • Muebles de baño. Los muebles de baño han de ser de colores para llamar la atención de los niños pero siempre intentando llevar un orden para que al final no haya demasiado color y sea muy chillón.

  • Espejos. Aunque pienses que no, a los niños les gusta mirarse así que un espejo, a poder ser a su altura, no debería faltar en un baño para ellos.

Ten en cuenta que, conforme va creciendo, también el baño debería ir cambiándose y modernizándose ya que habrá un momento, en que, por ejemplo, sea adolescente, y su baño no le guste por ser demasiado infantil, o que no le sirva por estar adaptado a niños.

More...