Las mamparas de ducha de puerta abatible, son ideales para espacios pequeños.
Muchas veces, disponemos de poco espacio de ducha, con lo que un fijo y corredera nos dan muy poca apertura. Por ejemplo, con una mampara de ducha de 100cm de ancho, podemos tener una apertura de 40-42cm aproximadamente.
Con las mamparas de ducha de puerta abatible, dispondremos siempre más espacio de apertura, ya que podemos disponer de apertura completa, o un fijo y una puerta abatible.
Con esta opción no disponemos de perdidas de espacio.

Además, las mamparas de apertura abatible, son una excelente opción para baños que serán usados por personas de movilidad reducida ya que ofrecen una apertura total permitiendo entrar y salir de la ducha cómodamente. Eso implica, que necesitas de un espacio amplio para permitir el desplazamiento de la puerta, por lo que se recomienda este tipo de apertura si se trata de un baño grande o sin ninguna clase de mobiliario alrededor de la ducha  que no impida la apertura de la puerta.

Hoy en día, hay puertas abatible de bisagras de diseño muy moderno y actual, con bisagras pequeñas y ligeras.
También hay las puertas de abatible con perfilería, que prometen una gran durabilidad y estabilidad durante mucho tiempo.
Normalmente son indicadas para medidas inferiores a 120cm de plato de ducha.
Hoy en día, estas mamparas de ducha, disponen de tratamientos Antical para una mayor facilidad de limpieza.