Los muebles de la mayoría de las casas están pensados para ser utilizados por personas de una altura estándar, y muchos no resultan cómodos para los niños pequeños o para personas que vayan en una silla de ruedas. Por este motivo algunos diseñadores ya han pensado en cómo solventar este problema y han diseñado muebles o complementos que se pueden adaptar a las diferentes alturas.

Entre estos muebles adaptables se encuentran los lavabos diseñados por Gwenole Gasnier, especialmente pensados para ser utilizados por cualquier persona de cualquier estatura con total comodidad. Esto se realiza a través de una idea bastante sencilla, que se basa en que el lavabo se inclina hacia delante y queda apoyado de forma estable en la superficie del mueble sobre el que se encuentra el lavabo, por tanto se puede utilizar de forma diferente según la posición y la altura de cada usuario.

Esto siempre puede resultarnos útil, ya que aunque no necesitemos habitualmente una silla de ruedas, si que podemos necesitarla en algún momento dado, o puede que hayamos de tener que permanecer sentados en el baño de forma ocasional por algún problema físico o alguna enfermedad, y un lavabo como este hace las cosas más fáciles.

Obviamente este lavabo no es la solución a todos los problemas, pero sí es un buen principio para la adaptación de los hogares y de los establecimientos públicos, ya que se ha de pensar en las necesidades de las diferentes personas que puedan vivir en una casa, ya que en muchas ocasiones no nos damos cuenta de la cantidad de obstáculos que pueden haber en una casa normal para las personas discapacitadas.

More...