El baño, aparte de ser uno de los lugares donde puedes asearte y pasar más tiempo cuidando de tu aspecto físico, también puede llegar a ser uno de los lugares donde poder disfrutar de un momento romántico en compañía de tu pareja, sobre todo si sabes organizarlo y decorarlo adecuadamente. 

Es por esta razón que queremos darte algunos consejos y ayudarte a que todo salga a las mil maravillas. Te damos ideas para un baño romántico en pareja. ¿Nos sigues?

  • Para empezar, piensa en lo que vas a querer hacer, y en lo que tienes. No es lo mismo preparar una ducha romántica que un baño romántico, así como que no es lo mismo que la bañera sea lo suficientemente grande para dos o no. Y lo mismo pasa con la ducha. Así que si ves que puedes tener como protagonista esta zona, úsala pero, si no, monta otra cosa. Ten en cuenta las dimensiones de tu bañera o ducha.

  • Eso otro que puedes montar es, por ejemplo, una sesión de masaje que puede ser con una mesa que consigas de algún sitio o en el mismo suelo, con unas toallas especiales para que tu pareja no sienta frío (una alfombra también puede valer). Si pones agua caliente el vapor impregnará el lugar y si además usas algún aroma puedes hacer del lugar y de la situación un momento muy mágico para ambos.

  • Si tu cuarto de baño es demasiado pequeño para algo así siempre puedes comenzar dándole un baño a tu pareja, y que después sea ella quien te lo de ti para después pasar a otro lugar con más espacio, que permita más movimiento conjunto para dar o recibir un masaje… o lo que creáis oportuno 😉

Lo llamativo del baño es el hecho de ser un lugar donde no se suele tomar en consideración algo íntimo pero que puede estar cargado de romanticismo por la calidez, intimidad, iluminación, etc.

More...