El medioambiente es uno de los temas que más preocupan a la sociedad en la actualidad. A pesar de que siempre pensamos en el reciclaje de desechos, pocas veces lo hacemos en la importancia que tiene ahorrar determinados bienes básicos para la vida.

El agua, por ejemplo, es primordial y aunque no lo parezca, es un recurso escaso que debe saber gestionarse. Por eso, en los últimos tiempos mucha gente ha comenzado a cambiar la bañera por una ducha. La concienciación al respecto ha ido en aumento, seguramente también potenciada porque muchos cuartos de baño ya no disponen del espacio suficiente para instalar una bañera.

Pero para poder llevar una vida sostenible, la instalación de platos de ducha en vez de bañeras no es suficiente. Los lavabos, otro de los elementos indispensables de los cuartos de baño, también forman parte importante para lograr la sostenibilidad del medioambiente.

Consejos para reducir tu huella ecológica

Las personas consumimos muchos litros de agua al cabo del año. Por eso, es importante conocer una serie de consejos para hacer nuestro cuarto de baño más sostenible.

En la actualidad, los lavabos modernos ya incluyen métodos de ahorro de agua y también existen accesorios para hacer que la ducha sea más sostenible. Pero más allá de todos esos avances, lo más importante es la actuación de las personas:

  1. Años atrás una campaña publicitaria puso de moda el concepto “Dúchate en compañía”, que apostaba por ahorrar agua en la ducha mientras se disfruta de la compañía de otra persona.
  2. Los lavabos también son un foco importante de gasto de agua, por lo que instalar accesorios para lavabos y duchas como una grifería economizadora supondrá un desahogo importante.
  3. La reducción del tiempo que pasamos en la ducha o aseándonos en los lavabos también es importante. Según los últimos estudios, la media española se sitúa en torno a los 8 minutos. Por eso, tratar de ajustarse a ese tiempo o incluso reducirlo es un beneficio para el planeta y también para nuestro bolsillo.
  4. Cambiar accesorios de la ducha como por ejemplo la alcachofa por una más economizadora también tendrá consecuencias directas y positivas sobre el medioambiente
  5. Instalar mecanismos de reciclaje de aguas grises, que son aquellas que provienen de las aguas residuales de la bañera, de los lavabos o de la lluvia que se acumula en los tejados.

Gracias a todas estas medidas y cambios de hábito, se podría reducir el gasto de agua de forma significativa al cabo del año. Al fin y al cabo, solo en los hogares españoles se consumen 3000 hectómetros de agua potable, de los que una tercera parte vienen causados por la ducha y los lavabos.

Por eso, muchos estudios defienden que con solo ahorrar un 10% de todo ese consumo anual, podríamos ahorrar hasta 100 hectómetros cúbicos en España.

More...