A pesar de que el baño en muchas ocasiones es la estancia más pequeña de la casa, es un lugar en el que pasamos bastante de nuestro tiempo, y por ello es muy importante que sea un lugar grato y agradable, cosa que no siempre es fácil.

Los dos principales problemas para decorar el baño son: la falta de luz natural y la falta de espacio. Respecto del primero hay poco que podamos hacer para solucionarlo, pero sí que podemos actuar intentando conseguir un baño más amplio.

Para la consecución de un espacio más grande y libre hay que tener en cuenta tres principios principales: la luz, que siempre será mejor natural; el color, utilizando tonos claros que dan una mayor amplitud, y el minimalismo en la decoración, no sobrecargando nunca el baño.

En lo que respecta a la luz, como en muchos casos no hay comunicación con el exterior, habremos de conformarnos con la artificial, e ir jugando con las luces hasta encontrar la dirección y el lugar que amplían más el baño, y también hay que tener en cuenta que la luz de bajo perfil puede ser una buena solución.

Es muy importante huir siempre de los colores oscuros, ya que empequeñecen cualquier espacio, por ello es conveniente apostar por el color blanco y los tonos pastel.

Por último, en cuanto a los muebles de baño, siempre hemos de intentar elegirlos pequeños y con el menor fondo posible, cosa que nos obligará a renunciar a posibilidades como el jacuzzi. También es de vital importancia evitar sobrecargar la decoración del baño, e intentar mantener siempre mucho orden en la habitación.

More...