La necesidad de ahorrar espacio en los hogares modernos, principalmente en los de las ciudades, ha llevado a muchos consumidores a replantearse el diseño interior de su baño. Los lavabos, por ejemplo, son uno de los elementos que más espacio ocupan dentro de un cuarto. La bañera o incluso el inodoro también suelen ser piezas grandes que acaban por reducir enormemente el espacio útil de los pisos. Por eso, las grandes marcas de productos para el baño, han acabado por realizar piezas que se ajusten a las necesidades reales de los habitantes de las ciudades, cada vez más invadidos por la falta de espacio.

Por eso, en este artículo os vamos a proponer 5 maneras de ganar espacio en el cuarto de baño, principalmente a la hora de escoger lavabos, que son el elemento que más espacio ocupa – sin contar las bañeras – en una casa.

5 formas de ahorrar espacio con la instalación de un lavabo

El mercado actual ofrece diferentes opciones a los consumidores que cuenten con un espacio reducido en su cuarto de baño. Algunas de las opciones más inteligentes son las siguientes:

  • Lavabo de pared y suspendido: es una opción tremendamente funcional para cuartos de baño pequeños. Este tipo de lavabos destacan por su carácter mini, así como por la comodidad a la hora de instalar. Ahora bien, la posibilidad de incrustar muebles de baño en los que poder almacenar grandes cantidades de productos higiénicos, desaparece por completo.
  • Lavabo con cubeta rectangular y un mueble de baño abierto. esta es otra de las opciones más de moda últimamente. La opción de elegir un lavabo pequeño incrustado en un mueble de baño abierto es una de las opciones más funcionales. Además de no perder capacidad de almacenaje en el lavabo, se ahorra en todo ese espacio que ocupan las puertas y otros elementos del propio mueble al ser utilizados.
  • Lavabos estilo Venecia: este otro tipo de lavabos es muy similar a la primera opción descrita anteriormente, pero presenta ciertas ventajas. La primera es que el seno es redondo, con lo que el resto de material de la encimera se puede aprovechar para depositar algún producto de baño. Puede ir, también, incrustado en la pared para ahorrar incluso más espacio.
  • Desplazar el lavabo: en ciertas ocasiones, la distribución del cuarto de baño impide que algunos elementos se coloquen de la forma tradicional. Uno de los casos más extraños pero a la vez más funcionales y, por qué no, decorativos, es el de mover los lavabos a un lado de la encimera. Esta opción es ideal para aquellos cuartos de baño cuya puerta de entrada dificulte la colocación del lavabo en el sitio estándar. Es una opción funcional y original.
  • Lavabo pequeño estilo SOMO: con este lavabo puedes encontrar funcionalidad y estética a partes iguales. Se trata de un lavabo de resina con encimera mini, y con el grifo situado a un lado para ganar aún más espacio.

En conclusión, cuartos de baños pequeños hay muchos, al igual que lavabos pequeños  aunque opciones para decorar baños mini de la forma más funcional y estética posible también. ¿Cuál es la opción que más te gusta?

More...