Lavabos

Domótica en el baño:

La domótica nos permite una mayor comodidad y ahorro en diferentes aspectos, entre los que se destacaría la climatización o los aparatos eléctricos. Sin embargo, poca gente conoce las aplicaciones y ventajas de la domótica en nuestro cuarto de baño.

 

Muchas veces perdemos tiempo y energía en que el agua adquiera la temperatura que queramos o nos encantaría poder ducharnos con una iluminación y música específica. Todo esto ya es posible en los baños domóticos.

 

Aplicaciones de la domótica en el baño:

Es cierto que los sistemas domóticos aún no están muy implementados en el baño, sin embargo, gracias a sus grandes ventajas, cada vez son más comunes y demandados.

El ahorro de energía y la mejora en la calidad de vida son las principales razones de la instalación de este tipo de sistemas, no sólo en el baño, sino en toda la vivienda.

Veamos cuáles son las principales aplicaciones de la domótica en el baño.

 

           Inodoros inteligentes:

Seguramente ya has visto inodoros cuya tapa se sube y baja sola, pero también los hay que calientan la tapa y que se pueden controlar mediante altavoces como Alexa.

Además, también hay modelos que tiran solos de la cadena si detectan ausencia de movimientos o que adecúan el uso del agua al uso del inodoro.

 

Lavabos inteligentes:

Dentro de estos momentos encontramos algunos con limpieza automática o que identifican el número de personas que usan un baño público.

También los hay que regulan el agua con la presencia de las manos o de algo debajo del grifo.

 

Duchas y bañeras inteligentes:

Existen bañeras y duchas que reducen el consumo de agua mediante sensores de presencia. También permiten la programación de la temperatura según la época del año o el gusto del usuario o controlar el encendido o apagado mediante un control remoto.

 

            Secadores de mano inteligentes:

Funcionan mediante detectores de movimiento y presencia, consiguiendo un gran ahorro de energía.

 

            Espejos inteligentes:

Conectados a una red WiFi, nos permiten escuchar música e incluso leer nuestros emails mientras usamos el baño.

 

            Fugas de agua:

Mediante sistemas domóticos podemos detectar una fuga de agua e, inmediatamente, cerrar la válvula de suministro principal para que no se produzcan problemas más graves. También cortan el suministro eléctrico para evitar accidentes y cortocircuitos.

 

            Sala de baño inteligente:

Constan de una serie de elementos como un inodoro inteligente (que también funciona como un bidet), un lavamanos y una ducha. Dichos elementos son intuitivos y tienen sensores  que permiten la adaptación de su funcionamiento y el ahorro de energía.

 

             Escenarios relajantes:

Se pueden crear ambientes diferentes en función de aspectos como el control de temperatura del agua, intensidad de la iluminación o la música. Todo mediante un mismo control remoto o un dispositivo con conexión a Internet.

 

             Alarma anti-intrusión:

Este tipo de sistemas no son específicos para el baño, sino que se instalan en toda la vivienda, para evitar entradas no autorizadas.

 

            Temporizador inteligente:

Este sistema automatizado controla el aire que circula dentro del baño, evitando así el desperdicio de energía que se produce en el baño si nos dejamos el aire del baño encendido.

 

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta